Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Yunes afirma que López Obrador e hijos no tienen ni oficio ni beneficio


Yunes lo invitó a verse mañana en Álamo
Crédito: Cuartoscuro, ,
|
12 de Enero 2018
|

Al calificar al precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, como “un peligro para México”, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, sostuvo que el tabasqueño y sus tres hijos, mayores de edad, no tienen ni oficio, ni beneficio.

“Yo le quiero preguntar a López Obrador ¿en qué trabajan tus hijos? Les paga Morena, les pagan dinero del gobierno. Eso lo sabes tú, no trabajan, son vividores como tú. No tienen ni oficio ni beneficio”, expresó

E indicó que el ex gobernador de Veracruz y en proceso Javier Duarte financiaba, le daba dinero para sus actividades. “Ya Duarte mandó una cartita, para decirle a López Obrador sálvame, porque ya Yunes va a enseñar los papeles. No andes buscando salvación con Duarte, con tu cómplice”.

Camila Sodi y Diego Boneta ¿juntos?

Yunes lo invitó a verse mañana en Álamo. “Voy a arrancar la obra de un puente de 200 millones de pesos, y tú a seguir gastando dinero de los mexicanos. Te espero a las cinco de la tarde en Álamo. Yo ando chambeando. Tú ahora debes estar dormido en un hotel de lujo como lo acostumbras, a costilla de los mexicanos, porque no trabajas, te dedicas solamente a generar problemas; quieres destruir al país”.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La ofrenda de Día de Muertos es uno de los rituales más importantes y antiguos de México
En cada región del país las tradiciones se festejan de manera diferente
Parejas mayores de 30 años y menores de 50 recurren con mayor frecuencia a encuentros swingers, según el Instituto Mexic...
No sólo da mal aspecto que ahuyenta al turismo... también es un gran enemigo del ecosistema
Realizan recorridos constantes en los 17 reclusorios y los 2 módulos de detención
Eda Sentíes A decir del secretario general de la CROC, Tomás Tejada Cruz, la implementación del programa Hoy no circu...

Generación Z, un reto para las empresas