Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Tras 12 horas, incendio en Cabeza Olmeca sigue sin controlarse.


Crédito: No available, No available
|
01 de Abril 2016
|

Eda Sentíes

El incendio de comenzó a las 11 de la noche del jueves en los pastizales que se encuentran cerca de la Cabeza Olmeca en el municipio de Veracruz continúa sin ser sofocado por los elementos de bomberos municipales.

El comandante de la corporación, alertó a los conductores a tomar precauciones al transitar por esa zona encendiendo las luces de sus vehículos pues el humo imposibilidad la visibilidad para transitar por esa zona.

“Estamos esperando que el fuego se acerque a la orilla por poder apagarlo, pero el incendio sigue, quienes pasen por aquí deben tener cuidado al transitar, que prensan sus luces para no provocar un accidente vial”, dijo.

Aunque hasta el momento no se reportan afectaciones a casas o personas, el también director de protección civil de Veracruz aseguró que el humo que emana sí causa problemas de irritación en ojos y vías respiratorias, por lo que pidió a la población mantenerse alejada de la zona y a quienes viven cerca cerrar bien sus casas para evitar que el humo entre.

En las últimas semana, se han presentado al menos 3 incendios en esta zona, por lo que pidió a la población denunciar a quienes sean los responsables de generar esta situación y recordó que esta temporada de calor se evite tirar colillas en la carretera y dejar botellas de vidrio expuestas al sol que puedan iniciar un incendio.

 

 

 

 

DAF

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Todo el estado es una muestra de la enorme riqueza natural de Mexico
Julieta Grajales lo hizo con el fin de defender la desnudez del cuerpo
Desde el pasado viernes iniciaron las sanciones
Parejas mayores de 30 años y menores de 50 recurren con mayor frecuencia a encuentros swingers, según el Instituto Mexic...
El gas se comprimirá en Cempoala para luego distribuirlo al sur o centro de México
El 22 de noviembre es Día del Músico en honor a su patrona, Santa Cecilia

Lo adictivo de lo virtual