Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Cuál fue la relación entre Luisito Rey y Andrés García


Los engaños terminaron con su amistad
Crédito: , ,
|
06 de Julio 2018
|

Andrés García fue una figura muy importante en la vida de Luisito Rey y de Luis Miguel, el actor dominicano no sólo les tendió la mano cuando más lo necesitaban, sino que fue más allá de eso.

A principio de los 80 cuando Luis Rey trataba de despuntar su carrera en México y ya casi no tenía dinero ni para la renta, Andrés le prestó por tiempo indefinido o hasta que su situación mejorara una casa cerca de la suya en una privada en San Jerónimo.

Foto: Instagram

Además de este amable gesto, el actor trató a Luisito como un hermano y a sus hijos como si fueran de su familia, incluso Luis Miguel le llegó a decir tío.

El actor no sólo les dio un techo donde vivir sino que sirvió como en lace para que Luisito Rey catapultara a su hijo a la fama. Andrés no sólo le consiguió presentaciones a Luismi sino que lo ayudó a debutar en la televisión en Chihuahua.

Tras eso, Andrés le presentó a Luisito Rey a Arturo Durazo, el responsible de el rotundo éxito de Luis Miguel, gracias a él el padre de Micky conoció a Emilio Azcárraga Milmo, dueño en ese entonces de Televisa, a Raúl Velasco y a varios ejecutivos de las disqueras más importantes del país.

Pero lo bueno no dura por mucho tiempo, la deshonestidades de Luisito y sus engaños provocaron la fractura de la amistad, al punto que Andrés García no lo quería ver ni en pintura.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Todo el estado es una muestra de la enorme riqueza natural de Mexico
Parejas mayores de 30 años y menores de 50 recurren con mayor frecuencia a encuentros swingers, según el Instituto Mexic...
En México se tendrá que esperar hasta 2024 para volver a apreciar un eclipse total de sol
Desde el pasado viernes iniciaron las sanciones
El gas se comprimirá en Cempoala para luego distribuirlo al sur o centro de México
La ofrenda de Día de Muertos es uno de los rituales más importantes y antiguos de México

Lo adictivo de lo virtual