Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
    • Suscríbete >

    • Capital Veracruz Capital Veracruz Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • Daniel Aguirre Fernández
  • Punto de Vista

  • Capital Veracruz Capital Veracruz Capital Veracruz
  • ¿Con Javier, o sin él?

    Filiberto Vargas Rodríguez

    Era el sábado 12 de marzo. Faltaban pocas horas para que se realizara la Convención de Delegados que habría de ungir a Héctor Yunes Landa como el candidato del PRI a la gubernatura. Un asistente le acercó un celular al Gobernador Javier Duarte.

    – Señor, le habla el licenciado Héctor Yunes.

    – Pásamelo. Hola candidato, ¿cómo va todo?

    – Bien, Javier. Te hablo para comentarte un detalle en el que quisiera que me ayudaras. Hemos estado analizando acá, en el equipo de campaña, y lo hemos cruzado con el Comité Nacional, y hemos coincidido en que lo más prudente es que no acudieras mañana a la Convención. Espero que me entiendas, la situación está complicada y tu presencia podría encender los ánimos.

    – Como tú lo dispongas, Héctor. Como te lo dije anteriormente y como se lo dije a Manlio, estoy en la mejor disposición de colaborar. Si tú consideras que no debo acudir, así será.

    Pasaron varias horas, tiempo en el que el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, también se comunicó con Javier Duarte y ratificó la petición emitida por Héctor Yunes.

    Con él, Javier Duarte fue más severo:

    – Así no deben ser las cosas, Manlio. Me han pedido que movilice toda la estructura del partido, que convoque a servidores públicos y a dirigentes políticos para que acudan a respaldar al candidato, y ahora me hacen a un lado. No seré yo quien rompa los acuerdos. Si no me quieren ahí, no estaré. En estos momentos estoy cancelando un desayuno que había programado antes del evento.

    La noche del mismo sábado, a una hora ya muy avanzada, Héctor Yunes se volvió a comunicar con el Gobernador.

    – Javier, los diputados no han confirmado su presencia; tampoco los alcaldes. Este evento es fundamental para el lanzamiento de la campaña y es muy importante que todos asistan. Te pido me apoyes reforzando mi convocatoria.

    – No Héctor, te equivocas. Me pediste que no interviniera y no lo voy a hacer. Esto no es un juego. Tú decidiste asumir el peso de esta operación, asume también las consecuencias. Hasta mañana.

    Si en el equipo del candidato había preocupación la víspera, el domingo se convirtió en pánico.

    Los contingentes llegaron puntualmente y en forma paulatina fueron acomodados en el World Trade Center, pero en el estrado no aparecían los invitados especiales. Ningún diputado local, ningún diputado federal, ningún alcalde.

    Todos se reunieron en el lobby de la torre Pelícano, donde javier Duarte tiene un departamento.

    Mientras todos esperaban ahí, el maestro Juan Nicolás Callejas recibió una llamada. No se sabe quién la hizo, pero los que estaban cerca de él escucharon su respuesta.

    – Estamos aquí acompañando a nuestro Gobernador. Si él no va, nosotros tampoco.

    A partir de ese momento -se ha dicho- hubo nuevas llamadas al celular del Gobernador.

    Faltaban menos de 30 minutos para que iniciara el evento, cuando Javier Duarte salió de su departamento y tras saludar a los presentes y agradecerles su respaldo, los invitó a que lo acompañaran al World Trade Center.

    – Señores, vamos a acompañar al candidato y a demostrar que, en la unidad, nuestro partido saldrá adelante.

    Esta es una versión de los hechos.

    Al parecer las diferencias entre Gobernador y candidato ya quedaron resueltas y así habría quedado demostrado con las reuniones de trabajo celebradas este domingo -en las que participaron ambos- con quienes serán los responsables de mover la maquinaria electoral del PRI en todo el estado.

    Ya se había advertido antes en este mismo espacio. Héctor Yunes requiere de la estructura del PRI para salir adelante, y ésta la controla el Gobernador.

    Qué bueno que ya caminen juntos.

    filivargas@gmail.com

    • Comparte
    • Capital Veracruz
    • Capital Veracruz
    • Capital Veracruz
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Capital Veracruz Capital Veracruz
  • Capital Media Digital