Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
    • Suscríbete >

    • Capital Veracruz Capital Veracruz Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • MÁS SECCIONES
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital QuintanaRoo
  • Capital Queretaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacan
  • Capital Mujer
  • Reporte Indigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • EfektoTv
  • Diario DF
  • Capital
  • Capital GreenTV
  • Revista Cambio
  • Capital Digital
  • Capital Prensa
  • Capital Radio
  • Capital Media
  • Capital Veracruz
  • Capital Veracruz
  • Navalón2
  • Capital Digital
  • Más temprano que tarde

  • Capital Veracruz Capital Veracruz Capital Veracruz
  • Por: Antonio Navalon

    Me consta, lo he escuchado e incluso he visto el momento en el que Andrés Manuel López Obrador ha llegado hasta las lágrimas por caminar, pisar y visitar los lugares sagrados del Palacio de la Moneda en Santiago de Chile. Y es que, eso es una de las pocas cosas que pueden conmover a nuestro inalterable líder social.

    Hace unos días no sólo se encontró con la presidenta chilena Michelle Bachelet para darle a conocer el Proyecto de Nacióndel partido Morena, porque es muy probable que también se haya encontrado –aunque sea en espíritu– con Salvador Allende.

    Recorrió los sonidos, la heroicidad, los pasillos y todo eso que muchos persiguen y desean llamado poder.

    Para Andrés Manuel, Allende es una figura emblemática no sólo como representante de la utopía del gobierno de la izquierda, sino que lo es como muestra de un hombre honesto, característica con la cual AMLO asegura identificarse.

    Esa visita a Chile significa mucho más que una apuesta a largo plazo en el escenario internacional, porque a fin de cuentas si por López Obrador fuera a él le gustaría jugar a ser presidente, aunque su viaje más lejano haya sido para visitar la ciudad de Tijuana.

    Pero el mundo actual y sin duda alguna el toque de modernidad que le da la presencia del empresario Alfonso Romo en el equipo de Morena, impone que uno vaya y venga, impone que uno use con mayor frecuencia el celular.

    Aunque por cierto, en ese sentido me gratifica, me reconcilia y hasta le agradezco que casi no haya fotos del tabasqueño hablando por un teléfono móvil. Porque si usted le mira las manos, ejercicio que yo he realizado con las fotografías de los diferentes eventos en los que participa, se dará cuenta de que casi nunca lleva un celular.

    Y es que, en esta época en la que el celular ya forma parte de nuestro cuerpo, incluso más que nuestras propias manos u orejas, se agradece que haya un hombre que no es que represente el pasado, sino que simplemente decidió no rendirse ante el presente.

    “Más temprano que tarde”, dijo Salvador Allende, “se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”.

    Pues bien, Andrés peregrinó, paseó, disfrutó y platicó con Allende en Santiago de Chile.

    @antonio_navalon

    • Comparte
    • Capital Veracruz
    • Capital Veracruz
    • Capital Veracruz
  • Comentarios Ver comentarios
  • Más de Opinión
  • Capital Veracruz Capital Veracruz
  • Capital Media Digital