Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Gallos de pelea

Crédito:
Por: Vladimir Galeana/La Coyuntura
23 de Febrero 2017
|

Sin lugar a dudas, Andrés Manuel López Obrador sabe que tiene que hacer muchas cosas para ganar la Presidencia de la República, pero lo que menos puede es equivocarse. En esa búsqueda de notoriedad y de convertirse en el paladín de la democracia mexicana ha cometido errores que le han provocado un desgaste innecesario, porque no es lo mismo hacer campaña que sostener un debate. Aunque también hay que decirlo, es quien mejor entrenamiento tiene para la contienda verbal.

Hasta ahora ha venido sorteando con éxito las discusiones que ha tenido y mantenido con la mayor parte de sus adversarios, y tiene un olfato natural para inducir el “timing” como señalan los estrategas políticos. La verdad es que no creo que él haga todo, porque para eso se requieren muchas habilidades y conocimientos, pero también hay que señalar que sabe tomar ventaja de las circunstancias.

Hace poco señalé en este espacio la generación de una nueva dinastía política en Veracruz, y los tres elementos formaron parte del tricolor muchos años, principalmente el padre, quien ahora detenta la gubernatura jarocha, y que una vez que cambió de partido tuvo la oportunidad de amasar una cuantiosa fortuna. Para ser más preciso, Yunes Linares nunca comprobó el uso de mil 500 millones de pesos que salieron de las arcas del ISSSTE.

Ayer el señor Yunes Linares tuvo una discusión en redes sociales con López Obrador, quien criticó la inminente postulación de su hijo, Fernando Yunes Márquez, como candidato de la coalición PAN-PRD para la presidencia municipal de Veracruz. López Obrador llamó a Yunes Linares “corrupto”, y éste contestó que “es evidente que López Obrador padece un severo desequilibrio mental. Recibía dinero de Duarte”. Después intervino en la discusión Yunes Márquez, quien llamó al tabasqueño “loco, estúpido y farsante”.

Esa es la mejor muestra de lo que vendrá en los siguientes meses cuando comiencen a subir al ring aquellos que pretendan llegar a la Presidencia de la República. Y lo peor de todo es que las primeras batallas se darán en los partidos políticos de la oposición, porque los tricolores estarán regidos por la voluntad del presidente Peña, quien será el que tome la decisión del hombre o mujer a la que deberán abanderar y apoyar para tratar de conservar el poder.

A decir de los principales analistas del país los priistas tienen la misma oportunidad de sobrevivir que un pez fuera del agua en la plancha del Zócalo Capitalino. La contienda electoral será entre López Obrador y los demás, porque se pueden decir muchas cosas del tabasqueño, pero es el que mejor sabe comunicarse con la gente, sobre todo con esa franja de pobres que inunda todas las regiones del país. Al tiempo.

vladimir.galeana@gmail.com

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión