Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Rafa Márquez y Julión Álvarez, ligados al narco


Ambas figuras forman parte de una lista de personas que actúan como testaferros del narcotráfico, según informó el Departamento del Tesoro de EU
Crédito: Especial, ,
|
09 de Agosto 2017
|

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dio a conocer que Rafael Márquez Álvarez y Julión Álvarez actúan como prestanombres del narco.

De acuerdo con la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de EU (OFAC, por sus siglas en inglés)  el capitán de la selección nacional aparece como propietario de empresas que antes controlaba, Raúl Flores Hernández.

También aparecen tres empresas de Julión, así como a más de 20 personas y empresas, en su mayoría del estado de Jalisco.

Por dichos motivos, EU cancelará su visa y todas sus cuentas y propiedades en la Unión Americana y tendrán prohibido que alguna empresa estadounidense tenga negocios o transacciones con ellos o con las empresas relacionadas con ellos que fueron incluidas en la lista que el Departamento del Tesoro dio a conocer hoy.

Cabe mencionar que la lista nació en 1999, gracias al llamado Kingpin Act, aprobado por Bill Clinton y permite a las autoridades hacendarías estadounidenses aplicar sanciones  a países, empresas o individuos que se presume ayudan a terroristas y narcotraficantes a limpiar su dinero.

La inclusión en la lista no implica persecución penal, pero tampoco la excluye. El expediente es transferido al Departamento de Justicia.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Difundieron en redes fotografías con los lujos del magistrado de Circuito de Veracruz
Todo el estado es una muestra de la enorme riqueza natural de Mexico
Eda Sentíes/ A decir del Vicepresidente del Colegio Nacional de Notariado Mexicano, Eduardo Panes Campillo, a tres añ...
De octubre a la fecha se reportan 101 diagnósticos en la entidad
Deciden Benny y su esposa darse otra oportunidad
Ya puedes ir adelantando planes y ahorros para que los disfrutes

Lo adictivo de lo virtual