Capital Veracruz
UnidadInvestigación
| | |

Cierran candidatos el último debate antes de las elecciones


El tercer debate presidencial ofreció propuestas y destellos interesantes entre los candidatos
Crédito: Cortesía, ,
|
13 de Junio 2018
|

Luego de casi dos horas de intercambio de ideas, puntos de vista y acusaciones, concluyó el tercer y último debate de candidatos presidenciales organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

En este tercer encuentro, efectuado en el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán, los aspirantes respondieron preguntas enviadas por la población vía redes sociales.

En un formato de mesa redonda, el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador, Jaime Rodríguez Calderón, Ricardo Anaya y José Antonio Meade fue moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig.

Los aspirantes debatieron sobre temas como: pobreza y desigualdad, crecimiento económico, educación, ciencia y tecnología, desarrollo sustentable y cambio climático, además de salud.

En el Gran Museo del Mundo Maya, José Antonio Meade (PRI-PVEM-PANAL) se mostró como un conocedor de los problemas, que maneja los mejores diagnósticos, con cálculos para responder a todos los cuestionamientos.

Andrés Manuel López Obrador (MORENA-PT-PES) reiteró lo que plantea en las plazas, que terminando con la corrupción se logrará la cuarta transformación y confirmó que quiere un modelo diferente de gestión gubernamental.

Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC) llegó armado con sus carteles para responder sus ataques, con propuestas concretas en educación, ciencia y tecnología y medio ambiente.
Para el candidato independiente Jaime Rodríguez su apuesta replicar el modelo que aplicó cuando fue gobernador de Nuevo León.

Al inicio el panista y el morenista se trenzaron en descalificaciones y ataques por supuestos pactos con el presidente Enrique Peña Nieto.

José Antonio Meade cambió su estrategia y no solo se lanzó contra el tabasqueño dijo que arremetió contra el panista por las presuntas acusaciones de lavado de dinero.

Divertido, Jaime Rodríguez “El Bronco”, a quien nadie lo cuestionó, ironizó sobre los ataques, y los llamó la “tercia maldita”.

El primer gancho lo tiró el panista Ricardo Anaya quien acusó directamente a López Obrador de privilegiar a José María Riobo con contratos por 170 millones de pesos cuando fue jefe de gobierno capitalino, por lo que lo retó a renunciar a su candidatura y responder “sin chistes” y “sin payasadas”.

López Obrador se río y señaló al panista por corrupto.

Meade en sus tres primeras intervenciones tundió al morenista. Le advirtió en su rancho (“La Chingada”) terminará viendo la elección.

Desde su primera intervención y durante todo el debate Anaya manifestó que la “brutal” guerra sucia en su contra es por su propuesta de enjuiciar al presidente Enrique Peña, pero advirtió que no tiene miedo.

Y es que minutos antes del inicio del tercer debate, se liberaron en internet los audios completos de las conversaciones en las que se muestra cómo operó Juan Barreiro en un esquema de lavado de dinero a favor del queretano.

Jaime Rodríguez criticó que no se le preguntara como a todos los candidatos, y afirmó que para hacer más eficiente al gobierno quitaría a los flojos, “incluyendo a estos tres”, en referencia a los presidenciables.

Al no cesar los ataques, el morenista afirmó que si su gestión como jefe de gobierno fuera un fracaso los capitalinos no lo apoyarían y de acuerdo a las encuestas “sin presumir y pobremente” está cuatro a uno en la intención de voto.

Cuestionó que Anaya propusiera bajar el precio de la gasolina cuando PRI y PAN aprobaron los gasolinazos.

Armado con sus carteles, Anaya mostró que no votó a favor de los gasolinazos cuando fue diputado.

El político de 64 años afirmó que Meade y Anaya están desesperados porque están empatados “hasta abajo” y piensan que van a remontar 30 puntos, “entiendo que estén desesperados pero serénense”.

“No soy corrupto como tú”, soltó López Obrador a Anaya, que lo presionaba para que presentara de Rioboó. “Me pueden llamar peje pero no lagarto”, les dijo.
Tuvo que intervenir el periodista Carlos Puig para retomar el debate.

Apoyado con otro cártel, Anaya afirmó que las pruebas del favoritismo de López Obrador con Rioboó ya se podían consultar en la página debate2018.mx
“Dale un beso, cabrón”, les dijo el ex gobernador riéndose. Aprovechó que nadie le hizo señalamientos y se lanzó contra el tabasqueño. Cuando propuso que se empoderara al maestro y no al sindicato, le pidió que mostrara su cartera y sacara la fotografía de Elba Esther Gordillo.

Divertido, López Obrador le dijo que no la traía por precaución, ya que estaba sentado junto a Ricardo Anaya.

Risas provocó que el periodista Leonardo Curzio cuestionara a “El Bronco” por el destino final de las manos que mocharía a los corruptos. Después, el regio le dio trato de presidente a López Obrador y hasta le pidió renovar la refinería en Nuevo León.

Al abordar el tema de la educación fue otro momento de la confrontación entre Meade y López Obrador. El no priista le dijo que cancelar la Reforma Educativa era cancelar el futuro de los niños y no darles la oportunidad de que aprendan inglés.

Jaime Rodríguez le pregunto “sin mala leche” al tabasqueño si tenía un plan con Gordillo porque valía la pena considerarlo. Anaya dijo que es criminal que en el sindicato se hereden las plazas.

López Obrador rechazó las acusaciones y afirmó que la mala calidad de la educación es responsabilidad de la “mafia del poder”

Anaya dijo al morenista que pactó no solamente con Elba Esther Gordillo sino con Manuel Bartlett y hasta con el presidente Enrique Peña Nieto por su obsesión de poder. Le dijo que se convirtió en lo que tanto ha cuestionado.

Meade se fue contra el panista por sus acusaciones por estar involucrado en un presunto caso de lavado de dinero.

Anaya inmediatamente le reviró y repartió señalamientos. Les dijo que enfrentarán la justicia, él y Peña Nieto por casos coo Ayotzinapa, La Casa Blanca y la Estafa Maestra y al tabasqueño lo cuestionó por por su pactó con el presidente Peña, al que incluso ya perdonó.

Meade desestimó las acusaciones de Anaya y aprovechó para señalar que Javier Jiménez Espriú propuesto como secretario de Comunicaciones en el gabinete de López Obrador está implicado en el caso Odebrecht:

Al tabasqueño le dijo que quiere eliminar el “Seguro Popular” pero su doctor de Miami lo visita cada 15 días.

La respuesta vino en un cartel que levantó López Obrador mostrando la fotografía de Peña y Anaya. Rompiendo las reglas del debate, Anaya lo interrumpió y le echó en cara su supuesto acuerdo con el mexiquense.

Arrebatándose la palabra, López Obrador le dijo que no lo había visto al presidente en seis años y que su fuerte no es la venganza sino la justicia.

Con un “ni a ti te metería a la cárcel”, terminó ese encuentro verbal.

De entre todos los ataques, Meade fue el único que le deseo suerte a la selección mexicana de futbol hasta en dos ocasiones

El tercer debate terminó tras dos horas de descalificaciones y algunas respuestas a los cibernautas. De lejos, y solo agitando su mano, López Obrador se despidió de Anaya.

Para leer más:

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Debes estar al corriente con tus obligaciones fiscales estatales para acceder al beneficio
Eda Sentíes A decir del secretario general de la CROC, Tomás Tejada Cruz, la implementación del programa Hoy no circu...
Eda Sentíes/ A decir del Vicepresidente del Colegio Nacional de Notariado Mexicano, Eduardo Panes Campillo, a tres añ...
AMLO anuncia fondo especial para garantizar atención médica y medicamentos gratuitos
El magistrado Alfonso Eduardo Serrano Ruiz ya cerró su cuenta de Twitter
Finalmente, este viernes llega a la plataforma Netflix la esperada película del realizador mexicano

Lo adictivo de lo virtual